Navegación segura en internet para nuestros pequeños

Sabemos que cuando se trata de nuestros pequeños siempre queremos lo mejor, deseamos mantenerlos protegidos del mundo y queremos evitar a toda costa que sufran cualquier tipo de percance innecesario. En la actualidad esto puede llegar a ser todavía más difícil, pues ahora existen miles de cosas a las que los pequeños tienen acceso y pueden quererlas aunque no sean para ellos o aunque probablemente no se encuentren en edad todavía. 

Una de estas cosas es el internet, actualmente todos los niños conocen esta herramienta desde pequeña edad y lo que más desean es poder utilizarla para jugar, navegar y descubrir cosas que en la vida real no pueden hacer. Sin embargo, al ser de libre acceso el internet puede llegar a ser un problema si no se tienen las precauciones necesarias y los pequeños no suelen diferenciar todavía entre lo que está bien y lo que está mal, lo cual los puede llegar a convertir en un blanco fácil de contenido para el cual aún no se encuentran preparados.

De hecho una encuesta titulada Crecer Online, la cual fue llevada a cabo por Kaspersky Lab 44% de los menores entre los 8 y los 16 años tienen acceso a internet y se encuentran constantemente en línea, mientras que el 73% de los adolescentes entre 14 y 16 años no pueden vivir sin su celular. Lo más alarmante de esto es que un 40% de estos menores asegura que ha revelado información personal sobre ellos y sobre sus familias a través de internet. Por lo que podemos darnos cuenta de que tomar precauciones básicas es sumamente necesario para que nuestros pequeños puedan navegar de manera segura y no pongan en riesgo su persona, ni al resto de la familia. 

Cuando un pequeño realiza una búsqueda, los resultados que encontrará estarán determinados por una buena estrategia de SEO Tijuana, es decir que Google ha evaluado estas páginas y por motivos como buen contenido, buen material, relevancia, entre otras cosas, ha decidido que debe encontrarse entre los primeros lugares, lo cual podemos decir que es bastante bueno. Sin embargo, como mencionamos, no todo lo que se puede encontrar en internet es adecuado para menores. Además de que un sitio los puede conducir a otro y así sucesivamente hasta que lleguen a un lugar al cual no deberían. 

Por este motivo tener algunas precauciones nunca está de más, algunas de ellas bastante sencillas son las siguientes: 

Controlar el uso del internet

Cuando nuestros hijos están pequeños no es aconsejable permitirles uso libre del internet, debido a que aún no saben diferenciar entre lo bueno y lo malo, son demasiado inocentes como para saber distinguir. Si tienen un smartphone, limitar los datos de internet puede ser una buena idea, apagar el internet a cierta hora también puede ser de utilidad si no se quiere tener una supervisión constante con el pequeño. 

Configurar ajustes de seguridad

Otra forma de evitar que un niño pueda acceder a contenido que está diseñado para adultos es filtrar el contenido de Google Play, afortunadamente Google cuenta con una herramienta para poder realizar esto de manera sencilla. También podemos buscar otras formas de configurar el navegador para que únicamente pueda ser utilizado por pequeños. Esto es una excelente opción para mantener una navegación segura.